jueves, 28 de agosto de 2014

Resurrection Fest 2014 en Viveiro (Lugo). Crónica del festival de este año que se celebraba del 31 de julio al 2 de agosto del 2014.



Antes de empezar a escribir, agradecer a los socios y colaboradores de la revista HUSH Magazine - Club de Adictos a Deep Purple, porque ante todo es un honor el poder compartir esta crónica del festival y esperamos que sigáis consiguiendo mucha audiencia, puesto que, os lo merecéis por todo vuestro esfuerzo y empeño. Seguiremos adelante con vosotros, acompañándoos en el camino!!!.


También tengo que dar la enhorabuena a la organización del Resurrection Fest, por ser capaces de organizar un festival que cada año demuestra estar más a la altura respecto a otros festivales europeos. Cada edición va ganando más afluencia de público y este año lo ha demostrado con creces.


Gracias a los pases de prensa, pudimos compartir un espacio con algún artista y personajes conocidos en el mundo del periodismo y de la música, y, aunque no tuvimos oportunidad de ver algún grupo importante dentro de nuestro estilo, fueron momentos muy agradables.



Jueves 31/07/2014


Como parece que nos pasa a todos últimamente en los conciertos, llegamos un poco tarde. Teníamos la excusa de viajar desde la capital madrileña, pero todo esfuerzo era merecedor de recompensa y esperamos para las correspondientes pulseras y nos decidimos a entrar para disfrutar cien por cien del festival.


El primer ataque fue un grupo llamado Red Fang, al que tenía bastantes ganas de ver, ya que su stoner rock es interesante y todavía mantienen un apego musical de los 60/70 sin olvidarse de tendencias más actuales.


El sonido no fue especialmente bueno, pero si te gusta el rock de grupos como Clutch, seguro que con temas como “Wires” o “Blood like Cream”, ya merece la pena un directo suyo.


A continuación, vino un grupo al que no tengo un especial apego, los Crowbar. Aún así, al no esperarme gran cosa de ellos, he de decir que hicieron un buen concierto, muy potentes, como es de esperar de un grupo compuesto por gente que ha pasado por Down. Tocar con Phil Anselmo seguro que algo te tiene que marcar, para lo bueno y para lo malo.


De aquí ya no podíamos movernos del escenario principal. Era el turno de los dioses vikingos y venían con las espadas bien en alto. Amon Amarth hizo el concierto del día con canciones como The pursuit of vikings, Guardians of Asgard, We shall destroy o Victorious March. Se puede decir que arrasaron con todo, fueron los que lograron tocar más fuerte, más alto y mover a más gente durante toda la jornada.


Tras el pedazo concierto de Amon Amarth decidimos tomarnos un descanso para cenar y reponer energías hasta que saliesen a escena los cabezas de cartel del día, Megadeth.


Respecto a Megadeth tengo que decir que hicieron un concierto correcto, no estuvieron mal pero a mí personalmente no me llamó la atención. En resumen, un set list adecuado pero sin destacar demasiado respecto a otros conciertos que he visto de Dave Mustaine y sus chicos.


Tras ver grupos como High on Fire el punto final de la noche lo puso Kreator. Desde el primer momento salieron a darlo todo con temas como Phantom Antichrist, pasando por Phobia, Enemy of God, Pleasure to Kill, Violent Revolution. Para acabar, remataron la jornada con Tormentor, sin dejar un momento para respirar. Un concierto de los que marcan bandera, como diría Mille Petrozza, The flag of Hate.



Viernes 01/08/2014


Pese a que personalmente el estilo de este día no era el que más me apasionaba, acudimos a ver una serie de conciertos. En el rato libre aprovechamos para ir a cenar junto con otros periodistas del festival al Restaurante La Paz, en Covas, que al que vaya al festival se lo recomiendo, ya que tiene una gran calidad a un precio razonable.


Volviendo al concierto, viendo que el estilo de este día era más HardCore, nos acercamos a ver diferentes bandas que actuaban. Para empezar Angelus Apátrida. Esta banda hace un Trash español que podría estar perfectamente a la altura de cualquier grupo de Trash alemán, como Kreator o Sodom, o incluso a grupos ingleses como Evile o Onslaught ,pero, aunque triunfan en España, merecen mucho más reconocimiento, no solo a nivel nacional, sino internacional.


A continuación vimos un rato a GBH, un grupo de punk, gracioso, pero que quizás está un poco alejado del estilo al que estamos más acostumbrados y que no pasaron de eso, un concierto divertido.


Luego vimos a dos grupos que sin entusiasmarme el estilo hay que reconocer que hicieron buenos conciertos, especialmente Skeletonwitch, el cual hizo un concierto espectacular dentro de su estilo, con actitud y sin frenar. Sin embargo Suffocation, es un grupo que para definirlo rápido, está alejado de la música que escucharía una tarde en casa.


Ahora era el turno de Down. Como banda personalmente nunca me han gustado, aunque algún tema de Pantera siempre me ha parecido brillante. Empezó bien con una introducción de música sureña grabada, a partir de ahí se convirtió en un concierto espeso, con alguna canción como Bury me in smoke que sonó bien, pero en general, el grupo con mal sonido y un poco perdidos.


Nofx, pese a ser el cabeza de cartel nombrado más rápidamente por el Resurrection, no está dentro de mi estilo musical, el punk. Eso sí , es una banda de gran popularidad en la cual destaca un estilo sencillo y a la vez divertido.


Después de risas y saltos venía un mundo diferente, más oscuro, eran los Watain , una puesta en escena alucinante, como muchos grupos de Black influenciados por King Diamond y Mercyful Fate, pero ahí acabó todo.


Tras el aburrimiento con Watain, queríamos quedarnos a ver si había un homenaje al fallecimiento del alcalde de Viveiro, Melchor Roel, impulsor inicial de este festival a través del ayuntamiento, ayudando a traer al primer grupo, Sick of it All , que tocaban a continuación, pero el sueño y las ganas de ver los grupos del siguiente día pudieron con nosotros.


Sábado 02/08/2014


El sábado despertaba como un día nublado pero no había caído mucha lluvia durante el festival y nosotros nos confiamos en que fuera un buen día para ver a los grupos que más ganas teníamos de ver: Gojira y Testament.


Todo empezó con Gallows, que aunque no los conociera demasiado había escuchado que eran un buen grupo. En este caso, mis confidentes musicales no acertaron, hicieron un concierto más tirando hacia el hardcore comercial con tendencias punk que no me acabó de convencer.


Luego fuimos a ver a Aborted, una banda, que hicieron un concierto correcto dentro del Black metal, pero no fue nada que se saliera de lo normal dentro de su estilo.


Por fin llegaba un concierto interesante, Gojira. Tengo que decir que es un grupo al que hay que escuchar con calma, porque siendo una de las mejores actuaciones dentro de todas las bandas que tocaban , no tienen una escucha fácil. Han sido nombrados el mejor grupo del Resurrection Fest, por los asistentes del festival.


Gojira empezó con el tema que abre su nuevo disco Explosia, contundente y perfecto para abrir un concierto. Posteriormente continuaron con temas como Flying Whales, Oroborus o Toxic Garbaje Island para terminar el concierto con Vacuity. Fueron pocos temas y quizás un concierto corto, pero con temas largos y muy complejos, multitud de ritmos y partes, y un batería que destaca por encima de todos. Nunca defraudan en directo.


Fuimos a ver a Caliban, que curiosamente la única vez que los vi fue con Gojira y al igual que me pasó en esa ocasión, me dejaron frío, así que fuimos a la firma de discos de Carcass.


Luego tocaban Five Finger Death Punch, que es un grupo, que tiene todo lo bueno y lo malo, tienen 4 o 5 canciones muy rockeras que están bien y una versión de Bad Company, que siempre merece la pena, pero el otro 50% del concierto denso y espeso.


Por lo cual, mientras tocaban los Five Finger Death Punch , aprovechamos para ir a la firma de Testament e intentar hablar con ellos. Estuvieron muy agradecidos al recibir un Hush de Tommy Bolin y hablando con Alex Skolnik, quedamos de viva voz en continuar la conversación, ya que la seguridad del festival nos separó, mientras Alex me estaba comentando que va a sacar en Octubre un disco acústico con algunas versiones.


Llegamos a ver el final de Obituary, pero volvió a llover y esa fue la anécdota del resto del festival, lluvia, lluvia y más lluvia. La zona de Obituary, la única bajo techo, se llenó y dificultó ver el concierto, por lo que fuimos a un sitio más tranquilo.


Testament, bajo un diluvio, empezó con Rise Up, un gran tema con un estribillo pegadizo,cosa rara, dentro del trash, pero lo que está claro, es que logró movilizar a una gran multitud de gente llena de barro. Posteriormente hicieron otras 8 canciones sin parar y no defraudaron a nadie. Pudimos ver a un Alex Skolnik con un nivel altísimo y un Greg Hogland a la batería demostrando por qué le llaman el Reloj Atómico.


Los temas que tocaron fueron: Rise Up, The Preacher, More than meets the Eye, Native Blood, Dark Roots of Earth, Into the pit, The new order, Practice what you preach y Over the wall.


Luego dejaron el escenario, y, ante más lluvia, volvieron a salir. Intentaron tocar algún tema más donde sonó D.N.R , pero, cuando estaban tocando 3 days in darkness, les cortaron el sonido, o al menos eso es lo que posteriormente han dicho desde la banda, ya que el último tema no sonó.


Después de estar llenos de barro y empapados de lluvia, decidimos que era el momento de dejar el festival. Fue una pena el temporal del último día pero ningún festival queda libre de cualquier climatología, ya sea sol agotador o lluvia infernal que te inhunde, esto ultimo es más típico en Galicia, por eso nunca se sabe.

Lo que está claro es que ya tenemos ganas de acudir al décimo aniversario del Resurrection, el cual, será el próximo año 2015 y seguro que el cartel continuará creciendo.


Más datos sobre los colaboradores, el festival y la localidad en: