sábado, 8 de octubre de 2016

Borja Eguizábal, tercera generación de bodegueros, nuevo Director General de Bodegas Franco Españolas.



Bodegas Franco Españolas, una de las centenarias bodegas de Denominación de Origen Rioja, propietaria de las marcas de vinos Rioja Bordón y Diamante, ha renovado su cúpula directiva incorporando a la dirección general a la tercera generación de bodegueros: Borja Eguizábal.


Borja, Ingeniero y MBA por ICADE, ha desarrollado su carrera profesional en empresas del sector de las telecomunicaciones, banca, seguros (entre otras) en varios países como Irlanda, Alemania y España. Sus conocimientos y experiencia serán esenciales para la consecución de nuevos retos y objetivos dentro de la compañía. 


Además, el equipo directivo se ha reforzado con la incorporación de Eduardo Urrestarazu como Director Financiero y Adjunto a la Dirección Profesional. Cuenta con una dilatada experiencia en diferentes países y sectores Economista y con un MBA, viene a sumar su experiencia de más de 15 años en funciones directivas.


Bodegas Franco Españolas pertenece al Grupo Eguizábal, empresa familiar de capital 100% español, presidida por Carlos Eguizábal, quien ha impulsado la gestión del cambio con el objetivo de lograr unos mejores resultados, así como, cambios en la definición de las unidades de negocio con la idea de orientar a la bodega hacia el cliente. Para ello, Borja Eguizábal, entre otras medidas, ha dotado a la bodega de una estructura más flexible con equipos de trabajo para fomentar la cooperación, la creatividad, y para agilizar las respuestas al mercado.


En cuanto a los objetivos económicos, la bodega riojana anuncia tasas de crecimiento anuales en torno al 5% en los próximos ejercicios, con enfoque especial en el mercado de exportación, así como mejoras en los márgenes de rentabilidad.


El presidente del Grupo, ha expresado su confianza en los nuevos nombramientos que le ayudarán a llevar a cabo el nuevo Plan Estratégico 2016-2020, que tiene como ejes principales la apuesta por las principales marcas de la bodega, la potenciación del área de enoturismo así como la modernización de sus instalaciones. El plan conlleva inversiones por valor de diez millones de euros en los próximos 5 años.




Más datos en: