jueves, 23 de febrero de 2017

El Carnaval y Fiesta de Ánimas Benditas de Villafranca de los caballeros (Toledo). Del 24 al 26 de febrero de 2017.



El Carnaval y Fiesta de las Ánimas Benditas de Villafranca de los Caballeros este año se celebrará del 24 al 26 de febrero.


Es una de las fiestas más importantes de la localidad y se encuentra en estos momentos  en fase de considerarse una Fiesta de Interés Turístico Regional. Este carnaval tiene unos 300 años de historia y une la tradición pagana con la cristiana. 


Por una parte, tiene lugar el carnaval, celebrado de manera tradicional, con sus disfraces, sus máscaras, sus pasacalles, carrozas, bailes y comparsas, y por otro, las actividades de la Fiesta de ánimas, donde cobran vida los desfiles de las Mayordomías, el Ofertorio o el volteo de las banderas.


El Ofertorio a las Ánimas, está organizado por las Mayordomías y viene celebrándose en Villafranca de los Caballeros desde el último tercio del siglo XVII. Las Mayordomías están compuestas por un “capitán mayor” y un “capitán, menor”, acompañados por un “guión” y unos “pajes”, estos últimos, son niños disfrazados o uniformados para la ocasión.


Desde el día de Navidad hasta la finalización de la fiesta de las Ánimas, cada capitanía, por medio de personas postulantes, recorren casa por casa la parte del pueblo que le corresponde implorando una limosna por la Ánimas Benditas. Las personas postulantes dan las gracias a las personas que depositan donativos diciéndoles "Las ánimas benditas te lo paguen", el donante suele contestar al postulante o penitente: "Y a ti los pasos".


Durante los días de Carnaval, estas Mayordomías recorrerán, de igual manera, las diferentes ermitas de la localidad, después, tendrá lugar el Ofertorio a primeras horas de la tarde del domingo, este año será el 26 de febrero. En el Ofertorio, desfilarán las autoridades, a continuación las Mayordomías y después las máscaras y carrozas. Todos los que desfilan depositan un donativo. La ofrenda se realiza por medio de un crucifijo , que besa todo el que lo desea. 


Se realizan ofrendas muy variopintas que van desde un pollo, productos de campo hasta la “roscutrera”, dulce típico de carnaval. Finalizado el ofertorio se desarrolla una subasta, destinando lo recaudado a predicar misas por las ánimas benditas  durante todo el año.


Después, tiene lugar la entrega y el traspaso de la Mayordomía a los nuevos componentes que la formarán el año siguiente, al son del tambor y girando en circulo. Normalmente se realiza en la Plaza de Pozo Palacios.


El Ofertorio es el pistoletazo de salida al inicio del desarrollo del Carnaval. Toma especial protagonismo la bandera o el volteo de las banderas, las cuales son volteadas ofreciéndose a Dios con el fin de elevar las almas al Purgatorio, de ahí el nombre de Fiesta de Ánimas.


Datos en: