jueves, 1 de junio de 2017

Pecados y Danzantes de Camuñas (Toledo). Del 14 al 18 de junio de 2017.



Los Pecados y Danzantes de Camuñas es una antigua tradición, declarada de Interés Turístico Nacional, que se celebra en el municipio castellano manchego de Camuñas, en la provincia de Toledo. Se denomina “Corpus Christi”, pero no tiene nada que ver con la festividad del mismo nombre.


El origen de la fiesta se remonta a los siglos XVI y XVII y ha tenido muchas interpretaciones distintas. Hoy se considera un auto sacramental mímico, una confrontación entre el bien y el mal. 


En la procesión intervienen 2 grupos, los Pecados y los Danzantes. Los Pecados, van con careta y larga vara, predomina en la vestimenta el rojo y el negro, y son el mal. Los Danzantes, van con una careta y vestimenta blanca, son la alegría, el bien. Ambos grupos están organizados internamente con una fuerte jerarquización.


La representación comienza mucho antes de la misa de la mañana, haciendo un recorrido previo a ella con motivo de recoger al párroco del pueblo y a las autoridades del mismo. En la misa, son los “Pecados” los únicos que se quedan fuera del Templo, y al término de esta, es cuando comienza la procesión. La procesión tiene lugar en la Plaza del Reloj que es donde los “Pecados” lanzan una ofensiva contra el bien.

           

Un disparo anuncia la llegada de “La Pecadilla”, la cual, parece buena para engañar a los “Danzantes”, pero la parte superior de su vestimenta revela su maléfica misión. 


Después de la Pecadilla viene el “Pecado Mayor”, que va vestido de negro y lleva una careta de cerdo, la cual, simboliza al demonio, un horrible aullido acompaña a su ataque. El resto del grupo intenta encarnar a las fuerzas malignas y a los pecados del mundo.


A continuación llega “El Correa”, que acaba la batalla, su serenero rojo viene a emular los Pecados del mundo, y después, todos los Pecados caen humillados. 


Los Danzantes comienzan a “Tejer el cordón”, una danza muy trandescental. Las filas están encabezadas por la Prudencia, a la fila izquierda, y el cordel, a la derecha, que representa la justicia. Durante la procesión por las calles del pueblo, atraviesan casi toda la localidad, redimiendo a todas las almas, hecho que se representa sacando un pañuelo blanco.


Más datos en: