martes, 7 de noviembre de 2017

Fiesta de los Humanitarios en Moreda de Aller (Asturias). El 11 de noviembre de 2017.



Se celebra todos los años el 11 de noviembre en la localidad asturiana de Moreda de Aller, el día de San Martín de Tours. También es conocida como el “Día de la Asturianía” y fue declarada de Interés Turístico Nacional en los años 80.


Esta fiesta popular, está organizada por la Sociedad de Humanitarios de San Martín, un colectivo que se fundó en 1905 para solucionar los problemas surgidos entre los ganaderos del concejo de Aller con los de Lena, con el fin de ayudar a aquellos vecinos que tuvieran cualquier tipo de necesidad. Pero, a parte de sus actos sociales y solidarios, se suman en la actualidad estos actos festivos.


Esta fecha, es muy conocida y popular en el mundo rural desde tiempos ya remotos porque es la temporada de la matanza. La muerte del cerdo implicaba la reunión de vecinos para colaborar entre sí e ir extrayendo y preparando todas las partes del animal. Por eso, San Martín se ha convertido en una celebración de referencia en muchas localidades de España, Moreda es una de ellas.


El programa de actos que precede a la celebración arranca con la Muestra de Música Tradicional "Tocando pelos pueblos", y seguidamente, con la tradicional Verbena de la Montera Picona, ambos eventos cobran mayor prestigio año tras año.


En cuanto al desarrollo de la fiesta, ésta, normalmente se inicia a las 9 horas de la mañana, con los voladores, la gaita y el tambor, que anuncian su comienzo. A las 11 horas, se lleva a cabo la tradicional misa de San Martín, cantada y acompañada de gaita, en la que la gran mayoría de la gente acudirá ataviada con el traje tradicional asturiano. 


Tras la misa, tiene lugar la Puya´l Ramu o subastauna especie de armazón recubierto con diferentes productos alimentarios, con embutidos, pan de escanda (un cereal parecido al trigo que se usaba tradicionalmente en Asturias para hacer el pan) y fruta. Los elementos se subastan por separado. A continuación, se produce un desfile, donde las carrozas son las principales protagonistas y van acompañadas de las bandas de gaitas y los grupos de danza asturiana.


Finalizado el desfile, se organiza una comida en la que colaboran los restaurantes, bares y sidrerías del pueblo, ofreciendo el menú de la hermandad que tiene como principal protagonista la fabada. De postre, casadielles (empanadillas de nuez) y panchón, un dulce local elaborado con pan de escanda, manteca y azúcar.


Ya por la tarde, se lleva a cabo una Chocolatá en la que tienen gran protagonismo los niños y se llevan a cabo juegos y otras actividades. Después, hay una gran verbena, en la que se alterna la música tradicional con la moderna y, rematará la jornada festiva, el típico espectáculo de fuegos artificiales, acompañada de una danza en común.


Más datos en: