jueves, 2 de agosto de 2018

VII Semana Renacentista. XI Feria Imperiales y Comuneros en Medina del Campo (Valladolid). Del 14 al 21 de agosto de 2018.



Medina del Campo, histórica Villa de las Ferias, se prepara de nuevo para recordar su época de mayor esplendor, los siglos XV y XVI. Figuras como el Infante D. Fernando, la reina Isabel la Católica, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz y hechos históricos como la Quema de Medina, ocurridos durante la Guerra de las Comunidades, han marcado su historia.


Para comprender las raíces de la celebración de la Feria de Imperiales y Comuneros y la Quema de Medina, es necesario remontarnos al año 1520. En ese momento, Carlos I es nombrado Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, joven inexperto que desconocía las costumbres e idioma de su reino, dado lo cual, depositó su confianza en sus colaboradores borgoñones a los que les procuró altas dignidades y acceso a rentas y riquezas. Para ello, empieza a imponer más impuestos a la población castellana para así también sufragar sus gastos en el extranjero. Las ciudades se opusieron, puesto que no entendían la preferencia de los intereses en Alemania frente a los castellanos y requerían su presencia en el reino. Finalmente, Carlos embarcó para Alemania, nombrando como regente al cardenal Adriano de Utrecht. El malestar se fue extendiendo por Castilla, entre ellas, se subleva Segoviä, y el regente del rey Carlos, ordena atacarla con los cañones de Medina.


Antonio de Fonseca, acompañado de Rodrigo de Ronquillo y sus tropas realistas, llegan a la villa de Medina para hacerse con los cañones, pero los vecinos se amotinan en las puertas de acceso a la localidad y reunen todas las piezas en la plaza, a sabiendas de que si se las entregaban a las tropas imperiales, estas serían utilizadas contra Segoviä. Tras cuatro horas de duras negociaciones, Fonseca decide provocar varios fuegos con la confianza de que los vecinos abandonen los cañones, pero, los medinenses permanecieron firmes. Buena parte de la villa resultó destruida, siendo especialmente significativo el caso del Convento de San Francisco, lugar donde los comerciantes medinenses guardaban sus posesiones y que ardió por completo. Antonio de Fonseca entendió que era imposible hacerse con los cañones y partió para Arévalo. Este trágico suceso provocó una enorme indignación en toda Castilla uniéndose más ciudades a la causa Comunera.


En homenaje a tales sucesos, la Semana Renacentista tiene como objetivo rememorar estos acontecimientos de la época a través de recreaciones, espectáculos, talleres y actividades de animación de calle, que tendrán como escenario los entornos del Castillo de la Mota, la Plaza Mayor de la Hispanidad, el Palacio Real Testamentario de Isabel la Católica o Las Reales Carnicerías.


Mención especial merece la Feria Imperiales y Comuneros que se ubica en el marco de la Plaza Mayor de la Hispanidad, sus calles adyacentes y las Reales Carnicerías, donde se recrea un gran mercado de época que llena de vida, de música y de color el ambiente. En esta atmósfera tan especial, y junto al palenque instalado junto al Castillo de la Mota, cerca de 3.000 figurantes, harán realidad las recreaciones y actividades históricas programadas, dando vida a los personajes ilustres que recorrieron las calles y plazas de la Villa.


                 


Más datos en: