sábado, 28 de marzo de 2015

El Caminito del Rey en la comarca del Guadalhorce (Málaga). Inaugurado el nuevo tramo el 28 de marzo de 2015.





El Caminito del Rey es un paso construido en las paredes del desfiladero de los Gaitanes, junto a la aldea de El Chorro, el cual sirve de límite entre los términos municipales de Ardales, Álora y Antequera, en la provincia de Málaga.






El recorrido total del Caminito del Rey son 7.7 kilómetros, de los cuales 4.8 kilómetros son de accesos y 2.9 kilómetros son de pasarelas. El paso del tiempo produjo un gran deterioro, casi todo el recorrido estaba sin barandilla y había segmentos derrumbados, quedando sólo la viga de soporte. Todos estos factores han contribuido a crear una leyenda negra tras haber perdido la vida varios excursionistas tratando de cruzarlo. 





En 2014, se iniciaron obras para su rehabilitación construyéndose una nueva pasarela con paneles de madera a lo largo de su recorrido. Los trabajos de rehabilitación finalizaron en el primer trimestre de 2015 y su apertura se efectuó el 28 marzo de este año, despertando gran expectación entre el público. 


El característico sendero tuvo su origen a principios del siglo pasado. La Sociedad Hidroeléctrica del Chorro construyó este itinerario entre 1901 y 1905 para permitir el mantenimiento y la vigilancia de las presas del Gaitanejo y El Chorro. No obstante, no fue hasta 1921, cuando el Rey Alfonso XIII lo recorrió para inaugurar la presa del Conde del Guadalhorce, a partir de este momento, se le empezó a llamar Caminito del Rey, nombre que se mantiene vigente actualmente.






El enclave ofrece múltiples alternativas para los amantes de la escalada y el senderismo en general. Destacan las numerosas rutas senderistas de diferentes grados de dificultad y que en la mayoría de los casos superan los diez kilómetros. 





También ofrece muchas posibilidades para los ciclistas que optan por salidas con un mayor contacto con la naturaleza. Además, los aficionados a la fotografía podrán capturar con sus cámaras ejemplares de cabras montesas, buitres leonados, halcones o búhos reales. Los seguidores de los deportes acuáticos también tienen su espacio en los tres embalses que se encuentran en la zona, y, los que se decantan por la aventura, tienen al alcance de la mano la posibilidad de practicar descenso de cañones, espeleología o parapente.





Se pueden realizar excursiones previa reserva, la Diputación de Málaga ha habilitado una página web para ese efecto: