6.2.20

Día Mundial de las Legumbres 2020. El 10 de febrero de 2020.


Por segundo año consecutivo, el 10 de febrero de 2020, se volverá a celebrar el Día Mundial de las Legumbres, establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Se trata de una celebración global que apunta a reconocer el legado de las legumbres y continuar con los progresos logrados en el año 2016, que fue el Año Internacional de las Legumbres.


El objetivo es promover en todo el mundo el desarrollo de este cultivo vital para la seguridad alimentaria, la sostenibilidad del planeta, y la economía de las zonas rurales, así como, potenciar su consumo al menos tres veces por semana, tal y como recomienda la Organización Mundial de la salud.


La moción promovida por Burkina Faso, de dedicar un Día Mundial a las legumbres, ha sido aprobada por la Asamblea de la ONU por unanimidad y se enmarca dentro de los llamados “Objetivos 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible y Hambre Cero”; un completo plan de acción que busca la sostenibilidad y la paz a través de la seguridad alimentaria y el apoyo a las economías locales y a las zonas rurales más desfavorecidas.


La resolución de Naciones Unidas resalta las propiedades "extraordinarias" de las legumbres, señalando que son "una de las principales y más asequibles fuentes de proteínas y aminoácidos de origen vegetal para una dieta saludable para millones de personas de todo el mundo".


La Fundación Española de la Nutrición (FEN), en colaboración con la Asociación de Legumbristas de España (ALE), ha lanzado una Declaración sobre las legumbres que recoge en 10 puntos los aspectos más importantes para nuestra salud y su papel en la sostenibilidad del planeta o en la lucha contra el Cambio Climático.


La Declaración de la FEN recuerda, su aporte de proteínas (20-30%), su alto contenido en hidratos de carbono (30-60%), y su bajo contenido en grasa (1-5%), aportando además fibra, minerales (K, P, Ca, Mg, Fe, Zn, Se, Cu y Mn entre otros), vitaminas (destacando las del grupo B y la E), y distintos compuestos bioactivos. Precisamente, estos componentes presentes en su composición, otorgan a las legumbres unos efectos potencialmente beneficiosos en la prevención y tratamiento en las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, así como para un envejecimiento saludable.


Otro aspecto destacado en esta Declaración es el referente a los beneficios de su cultivo, que es sostenible y de un perfil medioambiental excelente. Necesitan escasa cantidad de agua, son resistentes a sequías y heladas, emiten poco CO2 en su producción, y fijan nitrógeno al suelo, aumentando su fertilidad. Por tanto, en la lucha contra el Cambio Climático, el potenciar el cultivo de leguminosas es, sin duda, una herramienta muy valiosa.


En resumen, es fundamental reiterar la necesidad de llegar a las recomendaciones de los expertos de consumir entre 3 y 4 raciones de legumbres a la semana, durante todo el año. Es este sentido, y gracias al Año Internacional de las Legumbres celebrado en 2016, y a la declaración en 2019 del Día Mundial de las Legumbres, este alimento es ya una tendencia nutricional. Los grandes chefs de todo el mundo las utilizan para conseguir platos de un alto valor gastronómico, saludables y sostenibles.


                      





No hay comentarios:

Publicar un comentario