viernes, 9 de noviembre de 2018

Ruta Nocturna Interpretada en Fuenterrebollo (Segovia). Sábado 10 de noviembre de 2018.



Este sábado 10 de noviembre se puede participar en una Ruta Nocturna Interpretada en la localidad segoviana de Fuenterrebollo. La Ruta comenzará a las 18:00 horas y concluirá en torno a las 22:30 horas. Consiste en un recorrido circular de 7 Km a pie, entre pinares y lagunas, para disfrutar e identificar constelaciones, estrellas y astros.


La Plaza de España de Fuenterrebollo es el punto de encuentro para los participantes. Está dirigida a todos aquellos que quieran disfrutar y aprender a identificar constelaciones y estrellas, las fases de la luna e incluso astros. Los menores deben ir acompañados por un adulto.  


Se trata de un recorrido circular de 7 km, unas 4 horas de duración aproximadamente, que se realizará a pie entre pinares y lagunas, por lo que los profesionales de Vultour Naturaleza aconsejan llevar ropa cómoda, de abrigo e impermeable, calzado apropiado para caminar por el campo, una linterna o frontal, agua, un bocadillo y una cámara de fotos o el móvil para hacer fotografías. 


Teniendo siempre presentes las condiciones climáticas, “se hará una ruta circular por los pinares y las lagunas del municipio, en la que se alternarán interpretaciones del entorno, de la vida animal y vegetal, de aspectos geomorfológicos importantes, así como la observación del cielo explicando los acontecimientos astronómicos que estén presentes en cada momento”, según Juan Matute, intérprete de la Ruta Nocturna de Vultour Naturaleza. “En el caso de que el tiempo nos impida desarrollar la actividad en el exterior, como "plan B", se realizarán en el Salón Multiusos unas proyecciones interactivas y actividades didácticas en las que participarán los asistentes”. 


Según Juan Matute, esta actividad astronómica tiene varios propósitos “comenzando con disfrutar del encuentro de un grupo de personas en el que se van a compartir conocimientos y experiencias que aporten una mirada fresca y curiosa al mirar al cielo, tanto de día como de noche. Nuestra metodología permite que, de una manera sencilla y amena, niños y adultos puedan conocer y comprender acontecimientos cotidianos de los astros, como por ejemplo, porqué la Estrella Polar nos indica dónde está el norte y porqué no se mueve” 


Otro aspecto en el que insistirá Javier Heras, el conocedor del cielo de Vultour Naturaleza, es en la importancia de “la concienciación y sensibilización del valor del cielo nocturno como parte viva de nuestro patrimonio natural y cultural. La contaminación lumínica es una realidad que está muy presente, más de lo que creemos, y su repercusión está creando serios problemas medioambientales”, subraya Matute. 


Varían los sonidos del día y la noche en los pinares y las lagunas porque sus moradores son diferentes, así como sus horarios. “La noche es el momento de mayor actividad de muchas especies, como búhos, lechuzas o la mayoría de mamíferos que habitan los pinares, como el zorro, el tejón o el jabalí. Si la noche se presenta despejada y sin viento, intentaremos escuchar a sus moradores”. Añade este intérprete de la Ruta que “es muy gratificante ver como las personas que participan se sorprenden y disfrutan de ese “nuevo conocer” y de la belleza ante un entorno que antes veían todos los días y que ahora ya pasará desapercibido”.


Esta nueva actividad está organizada por el Ayuntamiento de Fuenterrebollo y la empresa Vultour Naturaleza. Con ella, se pretende “dar a conocer nuestro rico patrimonio natural de una forma y en un ambiente distinto como va a ser este, la noche”, explica Daniel Sacristán, concejal de Medio Ambiente.”Ofrece la posibilidad de observar el cielo y escuchar la naturaleza en una hora poco habitual. No es una marcha, es una ruta interpretada, vamos a ir parando, observando nuestros pinares, lagunas, flora, fauna, estrellas y redescubriendo nuestro paisaje con otras tonalidades”. 


Es una ruta de recorrido fácil “por eso, animamos a nuestros vecinos y a los que nos visitan, a participar y a descubrir nuestro pueblo”, señala el concejal de Medio Ambiente, porque, como añade Juan Matute, “para observar el cielo, cualquier época es buena y diferente”. 



FUENTE:


Mª Reyes Sanz.


Más datos en: